Amazon anunció que ampliará sus centros tecnológicos y oficinas corporativas en Dallas, Detroit, Denver, Manhattan, Phoenix y San Diego, lo que podría generar al menos 3500 puestos de empleo.

La compañía que cuenta con más de 876.000 empleados en todo el mundo, anunció a fines de julio que también planea crear 1,000 nuevos empleos en Irlanda y establecer un nuevo campus de 170,000 pies cuadrados en Dublín.