Amazon no quiere perder su oportunidad en el gran negocio que se desarrollará alrededor de los vehículos. Por ello, aunció el Programa Alexa Custom Assistant, que le permitirá a los fabricantes de vehículos desarrollar sobre el software de Inteligencia Artificial de Alexa su propio asistente.

Abrir el código y habilitar estas opciones es un paso agresivo en la estrategia de Amazon por hacerse de un puesto de liderazgo en el gran negocio que se gestará en los vehículos.

“Alexa Custom Assistant se construye directamente sobre la tecnología de Alexa, proporcionando a las empresas acceso a una tecnología de IA de clase mundial, siempre en proceso de mejora, con una palabra de invocación personalizable, voz, habilidades y capacidades únicas”. Explicó Amazon