Wing, una iniciativa de la empresa matriz de Google, Alphabet, lanzó un servicio de entrega comercial basado en aviones no tripulados en la capital de Australia, Canberra. 

En una publicación en el blog, Wing dijo este martes que el servicio permitiría a los usuarios ordenar alimentos frescos, café y productos de venta libre a través de una aplicación móvil. Una vez realizado el pedido, un dron podrá hacer la entrega “en minutos”. 

Por el momento el servicio estará disponible para un número limitado de hogares en tres suburbios: Crace, Palmerston y Franklin.

Las pruebas de entrega en aviones no tripulados en Australia ha tenido lugar desde 2014, dijo Wing y agregó que en los últimos 18 meses ha entregado bienes más de 3.000 veces a los hogares australianos.

Este martes, la Autoridad de Seguridad de Aviación Civil de Australia (CASA) dio el visto bueno a la compañía al señalar que “cumple con un nivel de seguridad aceptable”.