La compañía de ciberseguridad Check Point ha alertado sobre la presencia de grupos de la aplicación de mensajería encriptada Telegram utilizados para difundir empleos ilegales relacionados con ciberataques y la falsificación de documentos de identidad y datos bancarios.

Algunos de los chats grupales de Telegram identificados por Check Point, como ‘Dark Work’, ‘Dark Jobs’ y ‘Black Markets’, se utilizan para compartir ofertas de trabajo relacionadas con la ciberdelincuencia, como ha advertido la compañía israelí a través de un comunicado.

Los trabajos ilícitos se codifican por colores, con los más peligrosos, que pueden conllevar riesgos legales, en negro y los más seguros, en gris o blanco. Entre los principales objetivos de los trabajos, Check Point ha resaltado la búsqueda de empleados de ciertas empresas o bancos, que están en posesión de datos sensibles, y la falsificación de documentos de identidad, pasaportes y datos bancarios.

El autor de uno de los anuncios fraudulentos afirmó incluso que tenía conexiones dentro del Departamento de Policía de Tráfico de Rusia y que podía expedir o actualizar permisos de conducir de todas las categorías.

La compañía de ciberseguridad ha advertido sobre el uso de Telegram como alternativa a la Dark Web por parte de cibercriminales y el riesgo de un incremento de las tasas de ciberdelincuencia. La aplicación de mensajería proporciona una plataforma “más segura y fácilmente accesible” para “realizar negocios ilegales y evadir a las autoridades” gracias a la encriptación de mensajes, según ha señalado Check Point.