El Ministerio de Economía de Alemania se ha negado a proporcionar al fabricante de automóviles Volkswagen garantías para cubrir nuevas inversiones en China debido a preocupaciones sobre violaciones de derechos humanos en la región de Xinjiang, informó Der Spiegel, el viernes.

El ministerio confirmó que había rechazado cuatro solicitudes de una empresa por preocupaciones de derechos humanos en Xinjiang, pero se negó a nombrar a la empresa. Der Spiegel dijo, sin nombrar fuentes, que Volkswagen era la empresa en cuestión.

«La situación de los derechos humanos en Xinjiang ha empeorado en los últimos años e implica trabajos forzados e internamiento masivo de uigures«, dijo el ministerio.

«Por lo tanto, el gobierno alemán ha decidido no dar garantías para proyectos en China que 1) estén en Xinjiang o 2) tengan vínculos comerciales con entidades que operen allí«.

A través de una empresa conjunta con SAIC Motor de China, Volkswagen tiene una planta en Urumqi, ubicada en la región de Xinjiang, donde los países occidentales y las organizaciones de derechos humanos dicen que los uigures étnicos enfrentan tortura y detención.

China ha negado repetidamente cualquier maltrato a los uigures, describiendo los supuestos campos de detención como instalaciones de formación profesional donde las personas pueden registrarse «voluntariamente» para aprender sobre la ley, el idioma chino y las habilidades profesionales.

Un portavoz de Volkswagen confirmó que la empresa había presentado solicitudes de garantías de inversión en China y agregó que aún no había recibido una decisión oficial del ministerio.

El portavoz de Volkswagen dijo que las solicitudes no eran para inversiones directas en la planta del grupo en Xinjiang o cerca de ella, pero que no se podía descartar que un producto fabricado en una fábrica en otro lugar del país pudiera terminar en la región.

Alemania, que se esfuerza por liberarse de la dependencia del gas ruso después de ser sorprendida por la invasión de Ucrania por parte de Moscú, ahora está reevaluando sus lazos con China y dará mayor importancia a los derechos humanos, dijo el ministro de Economía, Robert Habeck, a principios de esta semana. 

Volkswagen dijo que sigue los principios rectores de las Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos y que es una parte integral del código de conducta de la empresa.

 

Fuente: Reuters