El gobierno de Alemania estudia alternativas para prohibir los sistemas de la compañía de china Huawei en la construcción de su red nacional de quinta generación, semanas después de que Estados Unidos redoblase el escrutinio de la empresa de telecomunicaciones.

De acuerdo a Efe Dow Jones, que cita fuentes del Ejecutivo alemán, Berlín estudia endurecer los actuales requisitos de seguridad para la construcción de las redes de telefonía móvil 5G en Alemania, algo que haría que los operadores tuviesen que prescindir los dispositivos de la firma asiática.

“Estamos llevando a cabo un profundo análisis entre departamentos para ver cómo podríamos cambiar los requisitos de seguridad de manera que afecte a Huawei, afirmaron las fuentes.

La decisión podría tener serias consecuencias para la compañía china porque Alemania -la mayor economía de Europa- es uno de sus principales mercados extranjeros y el primer país de su división EMEA (Europa, Oriente Medio y África), la segunda por facturación después de China, con un 27 % de los ingresos, destaca la nota.

Un portavoz de Huawei en Europa valoró que el Gobierno alemán haya “tenido hasta ahora una postura muy equilibrada” y haya “podido resistir” las presiones externas, pero aseguró que la empresa cumplirá y respetará “cualquier decisión”.

“La politización de la cuestión del 5G se está produciendo en varios países europeos”, lamentó el portavoz, que advirtió que “limitar el acceso a determinados jugadores del mercado” comprende mayores precios y menos innovación.

Desde hace meses, Estados Unidos presiona a sus aliados para que rechacen los equipos de Huawei de sus infraestructuras de 5G, ya que podrian utilizar esos dispositivos para espiar.

La Fiscalía federal estadounidense inició esta semana una investigación a la empresa de telecomunicaciones china por un supuesto delito de robo de secretos comerciales a sus socios en la primera economía del mundo.