Una nueva variación está permitiendo que el programa de Open IA, DALL-E, ahora no solo trabaje con imágenes de paisajes o figuras humanas neutras y sin personalidad, ya que desde ahora podrá trabajar con rostros humanos.

En una carta enviada a los más de un millón de usuarios de DALL-E, OpenAI dice que está abriendo el acceso después de mejorar sus filtros para eliminar imágenes que contienen «contenido sexual, político y violento».

La función permitirá a los usuarios editar imágenes de varias maneras diferentes. Pueden subir una fotografía de alguien y generar variaciones de la imagen, por ejemplo, o pueden editar características específicas, como cambiar la ropa o el peinado de alguien.

«Con las mejoras en nuestro sistema de seguridad, DALL· E ahora está listo para apoyar estos casos de uso encantadores e importantes, al tiempo que minimiza el potencial de daño de los deepfakes», dijo OpenAI en su carta a los clientes que anuncian la noticia.

Uno de los principales desafíos por ahora que tendrá esta nueva opción, es evitar la pornografía, deep fakes de famosos para estos fines poco éticos.

 

 

Fuente: Digitaltrends