El centro belga de ciberseguridad no ha encontrado evidencia de que los equipos de telecomunicaciones de Huawei puedan usarse para espiar, reseñó Reuters.

La agencia, que informa al primer ministro belga, analizó la posible amenaza planteada por la compañía china, que suministra equipos a los operadores móviles belgas Proximus, Orange Belgium y Telenet.

“Hasta ahora no hemos encontrado indicaciones técnicas que apuntan en la dirección de una amenaza de espionaje”, dijo el lunes un portavoz de la agencia. “No estamos proporcionando un informe final sobre el asunto, pero seguimos investigándolo”, agregó.

Desde el año pasado EEUU ha alertado a sus socios en el mundo que Huawei podría espiar a los usuarios y enviar esa información al gobierno de China. Para Washington los países deberían de bloquear su tecnología.