El regulador de competencia de Gran Bretaña anunció que referirá la adquisición por parte de Microsoft Corp del fabricante de «Call of Duty», Activision Blizzard Inc, por 68.700 millones de dólares para una investigación en profundidad.

La Autoridad de Competencia y Mercados (CMA) dijo que la fusión podría reducir sustancialmente la competencia en las consolas de juegos, los servicios de suscripción de juegos múltiples y los servicios de juegos en la nube.

«Después de nuestra investigación de Fase 1, nos preocupa que Microsoft pueda usar su control sobre juegos populares como ‘Call of Duty’ y ‘World of Warcraft’ después de la fusión para dañar a los rivales, incluidos los rivales recientes y futuros en servicios de suscripción de juegos múltiples y juegos en la nube», indicó la CMA.

Tanto Microsoft como Activision dijeron que seguirán cooperando con la CMA.

«Sony, como líder de la industria, dice que está preocupado por ‘Call of Duty’, pero hemos dicho que estamos comprometidos a hacer que el mismo juego esté disponible el mismo día tanto en Xbox como en PlayStation», dijo el presidente y vicepresidente de Microsoft, Brad Smith, en un comunicado enviado por correo electrónico.

Activision aún espera que el acuerdo se cierre en el año fiscal de Microsoft hasta el 30 de junio de 2023, indicó el presidente ejecutivo Bobby Kotick en un comunicado.

Microsoft y Activision tienen hasta el 8 de septiembre para responder a la CMA.

Microsoft había dicho anteriormente que una revisión exhaustiva aumentaría la confianza en el cierre de un acuerdo que sería positivo para la competencia.

La compañía, que fabrica la consola de videojuegos Xbox, anunció el acuerdo en enero y dijo que los juegos eran «la categoría más dinámica y emocionante en el entretenimiento».

El acuerdo agregará franquicias como «Overwatch», «Candy Crush» y «World of Warcraft» a su negocio de juegos y lo convertirá en un competidor más poderoso para Sony y Nintendo.

Fuente: Reuters