Activision Blizzard Inc reconoció este viernes a Communications Workers of America y comenzó negociaciones en nombre de un pequeño grupo de evaluadores de control de calidad en el fabricante de videojuegos «Call of Duty» que votó a favor sindicalizarse el mes pasado.

Los trabajadores de las empresas de tecnología se están volviendo más vociferantes sobre mejores salarios y condiciones de trabajo. Más de 200 trabajadores de la empresa matriz de Google, Alphabet Inc, formaron un sindicato para las oficinas de Estados Unidos y Canadá el año pasado.

«Aunque los primeros contratos laborales pueden tardar algún tiempo en completarse, nos reuniremos con los líderes de CWA en la mesa de negociaciones y trabajaremos para llegar a un acuerdo que respalde el éxito de todos nuestros empleados», dijo el presidente ejecutivo Bobby Kotick en una carta a todos los empleados de Activision en EE.UU.

Los empleados de control de calidad de Raven Software en Middleton, Wisconsin, votaron 19-3 a favor de unirse a la CWA, según un recuento de los funcionarios de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) de Estados Unidos.

Wisconsin es un estado con derecho al trabajo, lo que significa que cualquier trabajador puede optar por no ser miembro de un sindicato.

CWA dijo que el voto de los empleados de Activision no tendrá que volver a certificarse si Microsoft Corp logra adquirir la empresa, en un acuerdo de 69.000 millones de dólares anunciado en enero.

El fabricante de videojuegos inicialmente instó a la NLRB a desestimar la petición de una elección sindical, citando una reorganización reciente, y argumentó que cualquier votación sobre la sindicalización debería realizarse entre un grupo mucho más grande de empleados.

Jennifer Hadsall, directora regional de la NLRB en Minneapolis, dictaminó que la unidad propuesta debería mantenerse y descubrió que los evaluadores que la CWA buscaba representar tenían un «interés de negociación colectiva significativamente distinto».

La CWA se ha centrado cada vez más en los últimos años en la organización de trabajadores no sindicalizados en las industrias de tecnología y videojuegos.

Fuente: Reuters