Las acciones de Ubisoft Entertainment se desplomaron este miércoles después de que anunciara un acuerdo por el que la china Tencent Holdings aumentaría su participación en la compañía, una medida que, según los analistas, empaña las perspectivas de una venta completa del fabricante de juegos francés.

El acuerdo con Tencent Holdings valora al fabricante de las franquicias de videojuegos «Assassin’s Creed» y «Tom Clancy’s» en 10.000 millones de dólares, o alrededor de 80 euros por acción, muy por encima del precio de cierre del martes de 43,5 euros.

Convierte a Tencent en el mayor accionista individual de Ubisoft con una participación general del 11 %, que puede incrementarse aún más hasta el 17 %.

El acuerdo, que llega inmediatamente después de la adquisición por parte de NetEase del fabricante francés de videojuegos Quantic Dream, que no cotiza en bolsa, destaca una ola de consolidación en el sector, con gigantes tecnológicos comprando jugadores independientes.

También culmina un difícil período de cuatro años en Ubisoft, marcado por una sucesión de retrasos en los nuevos videojuegos y denuncias de acoso sexual que llevaron a una renovación de su alta dirección.

Ubisoft ha sido visto durante mucho tiempo como un objetivo de adquisición, aunque la familia fundadora Guillemot logró vencer una incursión del grupo de medios Vivendi en 2015.

Operadores y analistas dijeron que el acuerdo de Tencent fue positivo para la empresa francesa, pero eliminó el atractivo especulativo de las acciones de Ubisoft.

«Las perspectivas de una adquisición y una pelea por Ubisoft se han ido ya que Tencent ahora está realmente (allí)», dijo Charles-Louis Planade, analista de MidCap.

Un comerciante de Londres indicó que las acciones de Ubisoft cayeron por «la decepción de que no sea un objetivo de adquisición ya que Tencent ha aumentado (su) participación».

La transacción convierte a Tencent en parte de un pacto de accionistas con la familia Guillemot. El acuerdo implica la adquisición por parte de Tencent del 49,9 % de Guillemot Brothers Limited, el holding que posee la mayor parte de la participación del 15 % de la familia en Ubisoft, con solo el 5 % de los derechos de voto.

La inversión de Tencent en Guillemot Brothers asciende a 300 millones de euros, dijo Ubisoft en un comunicado el martes por la noche.

Tencent no podrá vender sus acciones durante cinco años, más allá de los cuales la familia Guillemot tendrá derecho de preferencia para comprar las acciones. Ubisoft también dijo que Tencent se comprometió a no aumentar su participación directa en el fabricante de juegos francés más allá del 9,99 % durante un período de ocho años.

Fuente: Reuters