Este vieres las acciones del servicio de transporte Uber cayeron casi un 9% en su debut en la Bolsa de Nueva York, lo que marcó un comienzo difícil para una de las compañías estadounidenses de más alto perfil que se hizo pública desde Facebook hace siete años, reseñó Reuters.

La caída de las acciones debilitó la estrategia de Uber de valorar su OPI sobre suscrita de manera conservadora en $ 45 por acción para evitar una repetición de las luchas del mercado de valores de su rival Lyft tras un fuerte debut en marzo.

Las acciones de Uber se abrieron a $ 42 y tocaron un mínimo de $ 41.06 en las primeras operaciones antes de recuperar la mayor parte de sus pérdidas para bajar un 2 por ciento a $ 44.17 a las 1610 GMT. Mientras tanto Lyft bajó un 4 por ciento, muy por debajo de su precio de salida a bolsa.

La falta de brillo de la respuesta del mercado se produce en el contexto de un aumento en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y el aumento del escepticismo de los inversores sobre la capacidad de Uber para obtener ganancias lo mas pronto.

Nelson Chai, el director financiero de Uber que se encontraba en la Bolsa de Nueva York para celebrar el primer día de la negociación de las acciones, dijo en una entrevista a CNBC que no estaba concentrado en un solo día de negociación y que estaba más preocupado por las perspectivas a largo plazo de la multinacional.

La OPI marca un momento histórico para la compañía de una década, que comenzó después de que sus fundadores lucharon por encontrar un taxi en una noche de nieve y se convirtieron en la mayor compañía de viajes, haciendo más de 10 mil millones de viajes.

El camino de la empresa estadounidense hacia la salida a bolsa se vio empañado por varios obstáculos, incluido el aumento de las regulaciones en varios países y las peleas con sus conductores por los salarios.

Uber ha dicho que tiene el potencial de crecer no solo en el negocio de los taxis, sino también como una “superapp” para brindar una variedad de servicios logísticos, como la entrega de alimentos y comestibles, la organización de transporte de carga e incluso servicios financieros, entre otros más.

Aunque los expertos del mercado han luchado por encontrar valor en una compañía que ha registrado pérdidas de manera constante, y advirtieron que nunca será rentable.

Como empresa privada, Uber ha recaudado más de $ 15 mil millones de los inversores para impulsar su crecimiento y expansión en la entrega de alimentos y el transporte de mercancías, con poca consideración por obtener una ganancia. La empresa reportó una pérdida de $ 3.03 mil millones en 2018 de operaciones.

Pero como firma pública, tendrá que combatir con informes de ganancias trimestrales y demandas de los accionistas para marcar un camino hacia la rentabilidad.