Las acciones de Intel Corp. cayeron 8,4 por ciento este viernes luego de que los ejecutivos señalaran que una nueva tecnología de chips no estaría disponible hasta finales de 2019. Esta situación ocasionó preocupaciones de que la empresa podría ser débil frente a sus rivales, informó un artículo de Bloomberg.
Aunque este jueves el segundo mayor fabricante de semiconductores del mundo reportó buenos resultados durante el segundo trimestre del año, los analistas se dirigieron al cronograma de la empresa para su nuevo chip de 10 nanómetros. Intel Corp. tendrá chips con esa tecnología en ordenadores que estarán a la venta en el segundo semestre de 2019, según manifestó la compañía el jueves en una conferencia telefónica para analizar sus beneficios.

Después de las computadoras personales, vendrán los chips de servidor, expresaron los ejecutivos. De acuerdo a éstos, las mejoras en los diseños de semiconductores que se realizan utilizando las líneas de fabricación existentes mantendrán competitivas las ofertas de Intel por el momento.

Las acciones del fabricante de procesadores bajaron a 47,80 dólares a las 10:03 a.m. en Nueva York, la mayor cantidad en tres meses. Antes de la publicación de los resultados, habían ganado un 13 por ciento este año en comparación con un incremento del 10 por ciento por el índice de semiconductores de la bolsa de valores de Filadelfia.

Para leer más ingrese aquí