Las acciones de Delivery Hero se desplomaron el jueves cuando los inversores parecieron sacar provecho de los sólidos resultados del primer trimestre de la compañía alemana de comida para llevar en línea, cuyo negocio prosperó durante la pandemia de coronavirus.

«No tengo una explicación para el movimiento de las acciones», dijo a Reuters el presidente ejecutivo de Delivery Hero, Niklas Oestberg, luego de que la compañía publicara sus resultados, y agregó: «Estamos muy satisfechos con el trimestre, pero los mercados actualmente son muy volátiles».

Las acciones de Delivery Hero cayeron un 10% a las 12:15 GMT, entre las de peor desempeño en el índice alemán de primera clase, luego de subir un 8% cuando abrieron.

Varios operadores señalaron la volatilidad de las acciones y la toma de ganancias como posibles causas de la oscilación.

La compañía dijo que sus ventas del primer trimestre habían subido un 52% y confirmó que estaba en camino de obtener una utilidad básica ajustada positiva en su negocio de entrega de alimentos a partir de este año.

La entrega de alimentos y otras empresas a las que les fue bien durante la pandemia han visto cómo se borraban las ganancias de sus acciones desde que las restricciones relacionadas con el COVID-19 comenzaron a disminuir, ya que los inversores temen una desaceleración del crecimiento y mayores costos por el aumento de los precios.

Oestberg dijo que no esperaba que el aumento de la inflación tuviera un impacto en Delivery Hero, con sede en Berlín, en términos de demanda.

Dijo que estaba en un «camino claro» hacia el punto de equilibrio para todo el grupo en 2023 y ahora se centraría en el volumen de pedidos y la eficiencia operativa para mejorar su margen de beneficio bruto.

También confirmó su pronóstico anterior de ganancias básicas ajustadas de hasta 100 millones de euros en el cuarto trimestre de 2022 para su negocio de entrega de alimentos, incluida la empresa emergente española Glovo.

Oestberg descartó cualquier interés en comprar Grubhub, el brazo estadounidense de Just Eat Takeaway.com, que cotiza en Amsterdam, que la semana pasada dijo que estaba sopesando una venta, menos de un año después de comprar Grubhub por 7.300 millones de dólares.

«Solo estamos observando desde el margen», dijo Oestberg.

Fuente: Reuters