Heberto Alvarado Vallejo

Por segundo año consecutivo las ventas de Smartphone parecen estancarse. Los analistas atribuyen el estancamiento a un bajón en el consumo chino, el principal mercado del mundo.

Estiman que la llegada de la 5G estimulará el mercado nuevamente y habrá más demanda. Uno voto de confianza demasiado arriesgado si tomamos en cuenta que la 5G traerá consigo cambios en modelos de negocios mucho más drásticos que los que trajeron las redes LTE, y sus principales beneficiarios: Google y Apple.

Ecosistemas integrados, internet de las cosas, y plena comunicación, sin importar el dispositivo, supondrá un reto a un mayor para una industria que más temprano que tarde deberá salir de su zona de confort.

El cambio no será inmediato, pues detrás de todo este frenesí tecnológico hay negocios que cuidar. Por eso es lógico que la evolución sea lenta; que no vendrá necesariamente de la mano con ventas récords de Smartphone.

El siguiente gráfico muestra los envíos mundiales estimados de teléfonos inteligentes y el crecimiento del envío año tras año.

Fuente: Statista