“En un mercado laboral de una insufrible pérdida del poder adquisitivo de los salarios, donde en muchos casos asistir al puesto de trabajo es casi más costoso que el salario a devengar. En un escenario donde el trabajador debe realizar auténticas proezas diarias para asistir a su puesto de trabajo, por la carestía y casi inexistencia del transporte público y su enorme ineficiencia. Por la inseguridad que debe enfrentar al salir por la mañana y regresar por la tarde en una misión casi suicida para ganar una retribución miserable queremos formar 500 talentos de aquí al año 2025. Cada uno de ellos podrá ser un Dream Travel Maker. ¿Qué se necesita? Además de disponer de tiempo (al menos 4 horas diarias de dedicación exclusiva), creer en el crecimiento personal, mostrarnos honestidad, muchas ganas de aprender una interesante profesión, pasión por el trabajo y convicción por prestar un gran servicio a nuestros viajeros. Queremos formar a los mejores.

 

Los nuevos talentos serán dotados de todos los conocimientos para desempeñarse como Dream Travel Maker, adquiriendo así una emocionante y bien remunerada profesión. Podrán realizar sus labores desde cualquier lugar que les resulte cómodo, en un horario que diseñen en función de la conciliación entre trabajo y familia e inmersos en un equipo de enorme entusiasmo y compañerismo. Los actuales Dream Travel Makers en Venezuela obtienen ingresos de hasta 500 salarios mínimos mensuales.

Se que en las circunstancias actuales suena a cuento chino porque hay gente que piensa que cosas tan buenas y especiales no nos pueden pasar, pero te aseguro que si cumples tu parte y eres honrado, positivo, resolutivo, sientes deseos de cultivar tu mente, de crecer económicamente, amas el trabajo bien hecho, eres extremadamente metódico, analítico y orientado a obtener resultados, nosotros cumpliremos la nuestra al pie de la letra y verás un  cambio enorme en tu vida personal, familiar y profesional.

Tenemos un modelo probado y es que la hermosa gente que integra nuestro equipo ha logrado un vertiginoso incremento de sus ingresos y una inestimable mejoría de su calidad de vida, al trabajar con comodidad, sin peligros, sin costes de transporte y  con conciliación laboral y familiar. Al mismo tiempo hemos integrado a madres con hijos pequeños y en periodo de lactancia, a jóvenes sin oportunidades de empleo digno y a personas de la tercera edad, todos con un denominador común: Gente Maravillosa, Gente Viajamor.”