El papa Francisco podrá realizar sus apariciones en público en un nuevo vehículo eléctrico a partir del próximo año, gracias a Fisker, una empresa con sede en Los Ángeles (EE.UU.).

Entre las características del papamóvil eléctrico destacan un techo solar, alfombras hechas de botellas de plástico recicladas del océano.

El fabricante estadounidense modificará su vehículo deportivo Ocean totalmente eléctrico con una cúpula de vidrio retráctil para que sea usado por el sumo pontífice. 

Ocean, un vehículo eléctrico de la marca Fisker

Fisker no dio a conocer el costo del papamóvil, sin embargo, Ocean tiene un valor de 37.499 dólares en Estados Unidos y 32.000 euros en Alemania.

No es la primera vez que el papamóvil se adapta a las nuevas tecnologías. El año pasado Toyota concedió a Francisco el sedán ecológico ‘Mirai’ propulsado por hidrógeno para garantizar su movilidad.