Los datos de 16 millones de pacientes brasileños con COVID-19, incluyendo al presidente Jair Bolsonaro y siete de sus ministros,  se filtraron en Internet.

 

La filtración ocurrió luego de que un empleado del Hospital Albert Einstein, ubicado en Sao Paulo, subiera a GitHub una hoja de cálculo con nombres de usuarios, contraseñas y claves de acceso al Ministerio de Sanidad de Brasil.