Vista panorámica: Cómo la gestión del tráfico llevará a cielos más seguros

Este mes, Intel participó en las pruebas de Gestión de Tráfico (UTM) del Sistema Aéreo No Tripulado (UAS) llevadas a cabo por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) y de la Administración Federal de Aviación (FAA), junto al Project Wing de X.

El objetivo de las pruebas es desarrollar y probar entre los sistemas aéreos no tripulados en el cielo orientaciones para sus comunicaciones y navegación (C&N) colaborativas. Intel está liderando el crecimiento de esta industria ofreciendo soluciones tecnológicas avanzadas, como el Intel Aero Ready to Fly Drone para desarrolladores comerciales, utilizados en las pruebas UTM lideradas por NASA-FAA en el sitio de pruebas UAS designado por FAA llevado a cabo por Virginia Tech Mid-Atlantic Aviation Partnership (MAAP).

Press Kit: Drones por Intel

Estas pruebas están diseñadas para la seguridad de la operación de múltiples la UAS compartiendo el mismo espacio aéreo, recreando escenarios típicos de lo que puede encontrar un operador UAS cuando vuelos de drones comerciales yendo más allá de la línea de visión se convertirán en lugar común.

Esta última fase de las pruebas evalúa tecnologías que permiten el monitoreo de la conformidad de las rutas de los vuelos, el ajuste dinámico de los planes de operación de los drones y la gestión de contingencias. Esto requiere una comunicación coordinada entre el UAS y el sistema de gestión de tráfico tanto para planificación de los vuelos como para el control de los vuelos en tiempo real.

Con las capacidades y la flexibilidad del Intel Aero Ready to Fly Drone, se pudo hacer el prototipo de una solución UTM para satisfacer los requisitos de servicio UTM del Project Wing’s en cuestión de semanas. De hecho, a través de los esfuerzos de colaboración con el Project Wing, se han podido ejecutar un mayor número de vuelos de prueba de lo inicialmente previsto.

Mientras el equipo de Intel simuló una búsqueda automatizada y operación de rescate usando múltiples Intel Aero Ready to Fly Drones, el equipo del Project Wing condujo operaciones de entrega de paquetes en el mismo espacio aéreo. Los drones de Intel comunicaron los planes de vuelo y localizaciones en tiempo real usando su módem LTE a bordo para la plataforma de gestión de tráfico del Project Wing, que instruyó a cada drone una trayectoria de vuelo segura.

Como una plataforma de código abierto basada en Linux, especialmente diseñada para desarrollar y probar soluciones UAV completas, el Intel Aero Ready to Fly Drone es un UAS programable para ayudar en casos de uso avanzados, tales como vuelos más allá de la línea de la vista. Recursos como comunicaciones LTE y tecnologías integradas para visión y detección de profundidad dan a los desarrolladores de UAS comercial la capacidad de perseguir capacidades aún más sofisticadas.

Las pruebas UTM son un paso importante para convertir los cielos en más seguros al gestionar el tráfico de drone, ayudando a mejorar la eficiencia de los vuelos y reducir colisiones en el aire. El resultado de estas pruebas allanará el camino para la estandarización de cómo los drones podrán comunicarse unos con otros y con otros sistemas aéreos no tripulados.

La NASA, la FAA y la comunidad general de UTM, incluyendo Intel, están ayudando a definir los requisitos y protocolos que UASs comerciales tendrán que cumplir.

Nuestra misión en Intel, es trabajar con organizaciones para evolucionar y ampliar el uso de drones a en aplicaciones comerciales innovadoras y nuevas tecnologías en el segmento de UAS. Estamos orgullosos de trabajar junto a socios como la NASA, la FAA y miembros de la industria como Project Wing para hacer avanzar el ecosistema UTM y allanar el camino para que las flotas de drones puedan volar de manera segura en el espacio aéreo comercial.

Por Anil Nanduri