Twitter promete más transparencia en anuncios políticos

Twitter anunció este martes que tomará pasos para saber más fácilmente saber quién está detrás de los anuncios políticos y a quienes están dirigidos, en una estrategia para frenar las prácticas deshonestas.

La medida incluye el lanzamiento de un centro en línea con detalles sobre los anunciantes y los mensajes de esos contenidos patrocinados (“ads”), según el gerente general de ingresos e ingeniería de productos de la compañía, Bruce Falck.

“Para hacer más claro cuándo estás viendo o interactuando con un contenido electoral”, la red social requerirá ahora que los anunciantes de mensajes políticos o sobre elecciones “identifiquen sus campañas como tales”. (Photo by Bethany Clarke/Getty Images)

Twitter también planea implementar políticas más estrictas y mejorar los controles, como parte de un aumento de la vigilancia en internet tras conocerse que entidades apoyadas por Rusia usaron las redes sociales para difundir desinformación o informaciones falsas durante la campaña presidencial de 2016, con el fin de ayudar al republicano Donald Trump a llegar a la Casa Blanca.

“Para hacer más claro cuándo estás viendo o interactuando con un contenido electoral”, la red social –con 328 millones de usuarios– requerirá ahora que los anunciantes de mensajes políticos o sobre elecciones “identifiquen sus campañas como tales”, dijo Falck en un post.

“También cambiaremos la apariencia e interacción de estos anuncios e incluiremos un indicador visual sobre anuncios políticos”, añadió.

Los legisladores estadounidenses, que investigan cómo organizaciones extranjeras presuntamente usaron Facebook, Google y otras plataformas digitales para intentar influenciar el voto en los comicios estadounidenses, develaron el mes pasado un proyecto de ley que pretende exigir la publicación de las fuentes de propaganda política en internet.

La iniciativa, bautizada, ley de los “anuncios honestos”, requeriría a las plataformas en línea con al menos 50 millones de usuarios a mantener y publicar información sobre anuncios de al menos 500 dólares para candidatos o asuntos legislativos, extendiendo a la internet normas que son comunes para la televisión y la radio.

Facebook, Google y Twitter hallaron en sus sitios respectivos contenidos financiados por entidades rusas durante la campaña.

Por dinero, algunos contenidos en las redes sociales o los motores de búsqueda pueden ser dirigidos a grupos específicos, según el perfil, ubicación geográfica o historial de búsqueda online, por ejemplo, sin que sean vistos por el público general. Son los llamados “dark ads” y pueden tratarse de publicidad comercial pero también de publicaciones o mensajes políticos.

Twitter planea lanzar las nuevas reglas primero en Estados Unidos y luego ampliarlas al resto del mundo.

Con información Panorama