Tres alternativas chinas a los iPhone a mitad de precio

Desde 350 dólares podrás adquirir un grandioso Meizu PRO 7

Cada vez que Apple anuncia el lanzamiento de un nuevo dispositivo móvil, sus competidores se esfuerzan por realizar equipos de alta gama a precios accesibles para dar batalla en el mercado de los smartphone.

Las marcas chinas siempre han revolucionado el mercado con sus equipos. Las pantallas sin bordes fue obra de la japonesa Sharp mientras que la compañía china Xiaomi se encargó de popularizarla con el Mi Mix. La también china LeEco fue la primera en eliminar el jack de los auriculares y su paisana Meizu adoptó las líneas curvas de las antenas antes que la empresa de Cupertino.

Por esta razón las empresas asiáticas innovan cada vez más para atraer más clientes y darle batalla no sólo a Apple sino a Samsung, Sony, Huawei, entre otras.

En este post conocerás cinco alternativas chinas a los iPhone a mitad de precio.

  1. OnePlus 5
OnePlus 5

Con aspecto similar al iPhone 7 Plus, el teléfono no tiene nada que envidiarle a su rival: Posee el último chip de alto desempeño de Qualcomm, el Snapdragon 835 a una frecuencia máxima de 2,45 Ghz. Al equipo también lo acompañan 8 GB de memoria RAM, un plus que lo coloca a la altura de ordenadores poderosos.

Su velocidad se incrementa aún más con la memoria RAM LPDDR4x y el almacenamiento UFS 2.1. Es mas, el envío de datos por Bluetooth son más rápidos gracias a la incorporación de la quinta versión de este elemento. Uno de los mayores beneficios es que puedes recargar rápidamente la batería gracias al Cash Charge, que logra un 61% de la capacidad de su batería de 3.300 mAh. en solo media hora, lo necesario para utilizarlo en 24 horas sin un uso especialmente intensivo.

La cámara dual del OnePlus 5 es una de las mejores. La única desventaja es la falta de un estabilizador óptico que mejoren los resultados en condiciones de poca luz, pero tanto la gran luminosidad de sus objetivos -f 1,7 en el gran angular, que cuenta con un sensor de 16 megapíxeles, y f 2,6 en el teleobjetivo, que está emparejado con otro sensor de 20 megapíxeles- como el excelente algoritmo de procesado ofrecen imágenes de gran resolución. Además, la marca constantemente ha lanzado actualizaciones para mejorar su rendimiento e interfaz.

En Amazon lo podrás adquirir desde 498,98 dólares.

2. Nubia Z17

Nubia Z17

El Nubia Z17 no se queda atrás. Posee varias características en las que sobresale. Una de ellas es su pantalla, que, al no contar con marcos laterales adopta interesantes funciones que se activan deslizando el dedo desde los extremos. Por ejemplo, haciéndolo desde el lateral derecho se activa un menú secundario personalizable con las funciones que más utiliza el usuario. Y desde el borde superior izquierdo se puede saltar entre aplicaciones como si fuesen las hojas de un libro. Así, Nubia demuestra que ha sabido desarrollar uno de los sistemas operativos basados en Android más atractivos y prácticos del mercado.

Además, la que fue marca subsidiaria de ZTE cuenta con una de las mejores cámaras duales del mercado, mejor incluso que la del OnePlus gracias a su excelente interfaz de uso y algoritmo de procesado. Además de contar con una configuración de objetivos muy similar, los empareja con dos sensores de 12 y de 23 megapíxeles que ofrecen una calidad excepcional gracias a su generoso tamaño de 1/2,55 pulgadas. Sumado a la gran luminosidad de las lentes -f 1,8 en el gran angular y f 2 en el tele-, la marca compensa la carencia de un estabilizador óptico.

Nubia también ha acertado al adoptar el puerto de rayos infrarrojos que parece exclusivo de Xiaomi, y que resulta útil para utilizar el Z17 como mando a distancia de diferentes electrodomésticos, así como el último sistema de carga rápida de Qualcomm, que logra el 100% de los 3.200 mAh. de la batería en solo 79 minutos. El fabricante también asegura que el terminal es resistente a las salpicaduras, pero no lo ha certificado. Desafortunadamente, Nubia también se ha sumado al carro de las empresas que eliminan el Jack de auriculares.

Su precio en Amazon oscila entre los 350 y 474,55 dólares dependiendo de su almacenamiento.

3. Meizu PRO 7 

 

Meizu PRO 7

Desde 549 dólares podrás adquirir este smartphone con dos pantallas: frontal y trasera. Claro, ésta última es más pequeña – de 1,9 pulgadas AMOLED- que la primera pero es una novedad que llama la atención a muchos. Permite al usuario utilizarla para interactuar con el móvil. Esto quiere decir que no solo muestra información -como las notificaciones de mensajes y de otras aplicaciones-, sino que también sirve para hacer cosas con ella.

De momento, lo atractivo de interesante está en la posibilidad de hacer ‘selfis’ con la cámara dual principal y controlar el encuadre. Los resultados son especialmente buenos. Aunque la doble cámara de Meizu utiliza dos lentes de la misma distancia focal y una luminosidad f 2 emparejadas con un sensor monocromo y otro de color -lo que teóricamente aumenta el detalle de las fotos en condiciones de poca luz-, el resultado del ‘modo retrato’ es casi tan bueno como el de los terminales que optan por focales diferentes.

La segunda pantalla también muestra la hora, los pasos que hemos dado, y el tiempo. Se enciende automáticamente al levantar el móvil y también con un doble toque. Finalmente, se puede grabar una imagen en movimiento GIF y utilizarla como salvapantallas, una función que, sin duda, llama la atención a muchos de quienes lo ven.

Desventajas

Desafortunadamente, la versión normal del terminal -existe una Plus que aumenta las 5,2 pulgadas de la pantalla a 5,7- se mueve con un cerebro que no está a la altura de sus competidores más directos. El chip Mediatek Helio P25 logra un funcionamiento fluido gracias a los ocho núcleos que trabajan con una frecuencia máxima de 2,6 Ghz., pero no es rival para el Qualcomm Snapdragon 835. Es algo que notarán solo quienes jueguen a menudo o editen vídeos, pero es una pena que Meizu no haya optado por montar en el PRO 7 básico el procesador Helio X30 que incorpora la versión Plus, y que sí podría competir con Qualcomm y Samsung.

El País