Sony Xperia XZ1: lo nuevo está en su interior

La firma japonesa renueva su teléfono móvil estrella manteniendo la esencia y sin decantarse por ahora por el diseño sin bordes que se ha consolidado en 2017, aunque sigue defendiendo su gran baza, su notable apartado fotográfico

En un mundo cada vez más entregado a las enormes pantallas sin bordes resulta realmente curioso observar a todo un gama alta que se niega a seguir la tendencia. Fiel a su diseño de siempre, el nuevo Sony Xperia XZ1, en efecto, sigue pareciéndose mucho a sus predecesores. Construcción impecable, trasera de metal, materiales premium… y una pantalla de 5.2 pulgadas que, en esta ocasión, ha renunciado al 4K de modelos anteriores para quedarse en un discreto, pero suficiente, Full HD.

Tampoco ha querido la marca nipona seguir otras de las tendencias del momento, como la doble cámara. Ni hacer excesos con la apertura, que en otras marcas llega ya a F1.7 e, incluso, a F1.6. Pero nos regala, eso sí, un excelente sensor de 19 megapíxeles capaz de grabar vídeos en cámara lenta a 960 fps y de hacer capturas en 3D. Y una cámara frontal de 13 megapíxeles.

En su interior, sin embargo, este móvil de aspecto clásico lleva lo mejor de lo mejor. Como el procesador Qualcomm Snapdragon 835, que apoyado en sus 4 GB de RAM es capaz de desempeñar cualquier tarea, por exigente que sea, de una forma fluida y sin complicaciones. La memori interna, con sus 64GB, resulta más que suficiente, aunque es cierto que otros fabricantes han superado ya ese listón y empiezan a apostar por los 128 GB e incluso, como viene haciendo Apple desde hace varias generaciones de dispositivos, por los 256 GB.

Resultado de imagen para Sony Xperia XZ1