¿Cuál será el sabor de 5G en América Latina? (Parte1)

De la teoría a la práctica, para que los despliegues 5G sean exitosos, la infraestructura, el tendido de fibra óptica deben estar adecuados. Indicó José Otero en la primera parte de su conversación con HormigaTV

La 5G comienza a ser una realidad, más que una promesa.  Si bien en tres años se espera que las redes, el estándar y los primeros dispositivos estén ya en funcionamiento, las operadoras, sobre todo los MEGA OPERADORES, quieren llevar cierta delantera.

En nuestro continente, Verizon lleva el timón, como ha sido tendencia desde la 2G, hasta LTE. El gigante norteamericano ya realiza despliegues y seguro tendrá todo listo para 2020, fecha que algunos estiman el inicio real de los despliegues 5G.

Pero, ¿qué es 5G? y sobre todo, ¿Cómo nos comemos en América Latina la nueva tecnología? 5G es un paso de gigantes en velocidades de conexión a banda ancha móvil, con la cual se habilitan muchos servicios y recursos que antes eran poco confiables emprender.

Vehículos autónomos, Internet de las Cosas, ciudades conectadas a un nivel que hoy solo vemos en clásicos del cine como Minority Report (2002).  Un espectáculo que abrirá mil puertas, para más y mejor comunicación, contacto, productividad, entre otras.

Tecnologías como la REALIDAD AUMENTADA, la REALIDAD VIRTUAL, tendrán un excelente aliado.

Pero, ¿Será que pasaremos de un solo salto al mundo de los Supersónicos? Realmente NO, y aquí el punto interesante del tema que tratamos con José Otero, Director para Latinoamérica y el Caribe de 5G Américas.

5G tendrá un sabor especial en América Latina y es no es ni bueno ni malo. Será nuestra propia forma de hacer útil una tecnología que se enmarcará en una región ávida de salir del retraso tecnológico.

Una región que antes debe hacerse fuerte y crear un poderoso ecosistema 4G para que el consumidor, el usuario tenga en sus manos una tecnología, que trascienda al esnobismo, y sea realmente útil para el progreso.

La conversación con Otero fue algo extensa y por eso decidimos dividirla en tres partes. El último de ellos dedicado a Venezuela, sus posibilidades, su presente y la necesaria nivelación que tendrá que tener la nación, antes de pensar en despliegues 5G.