Seguridad, ética y códigos personales

La lucha contra el cibercrimen, es un tema demasiado torcido como para no ser derecho, tanto en cuestiones de ética como de códigos personales.

Mi colega periodista Altieres Rohr, fundador del portal de seguridad Segurança Linha Defensiva, acusó a los analistas Dmitry Bestuzhev y Fabio Assolini, de haber exagerado un ataque a un Banco brasileño durante el pasado SAS Global de la empresa Kaspersky, organizado por la compañía en St Marteen.

Resulta llamativo que, en su bio, dicho periodista acusa ser ganador de un premio de calidad periodística otorgado por la competencia de la firma rusa denunciada.

En una gala desmedida de protagonismo, el periodista sostiene y afirma que los datos fueron exagerados, sin mostrar en su nota una sola prueba técnica de lo que informa, menospreciando el conocimiento técnico de todos quienes hemos estado presentes en dicho evento.

Personalmente conozco a Fabio Assolini, como a Dmitry Bestuzhev y tengo 101% de seguridad en la confiablidad de su análisis, que hemos publicado durante dicho evento.

Yo estuve presente en dicho evento, y el periodista en cuestión no expresó nada en ese momento, lo cual me recuerda al quinto infierno de “El Dante”, el de los traidores, que hablan por atrás buscando fama, y esquivando acciones judiciales por colorear una nota, con afirmaciones que nunca fueron informadas.

Trayectoria y Valores

Es la primera vez en más de 15 años de trayectoria periodística y más de 34 años de trayectoria profesional, que debo redactar una nota para respaldar la calidad profesional de alguien de la industria, como es el caso de estos dos analistas tan prestigiosos.

Pero no solo defiendo su consistencia técnica, defiendo tenazmente su calidad humana, que los destaca como buenas personas.

Ni el Señor Assolini, ni el Señor Bestuzhev necesitan dar pruebas de su capacidad profesional, años de experiencia son suficiente aval, y ciertamente mi colega al intentar ensuciar sus nombres solo ha expuesto su incapacidad manifiesta para entender este mercado, en donde la discreción es un valor que define a las personas.

Las operaciones cibercriminales son vergonzosas, al igual que esta operación de prensa montada por un colega que ha logrado avergonzarme con su dudosa ética.

Nadie me pidió que escriba esto, pero mis valores me obligan a responder por la honorabilidad de estos excelentes profesionales, mantener el silencio me convertiría en cómplice.

Pongo en juego mis 34 años como profesional, avalando la credibilidad de ambos analistas, el que no lo entienda que se de un baño de humildad. Me siento en el derecho total y absoluto de sostener esta defensa, ya que la citada compañía jamás me publico un centavo de publicidad y no me une ningún lazo comercial.

Siento enorme vergüenza por tener que ser colega de un profesional de esa estirpe, una pena.

Marcelo Lozano – Especialista en Seguridad, Columnista de Seguridad Informática para CNN en Español y General Publisher de IT CONNECT Latin American