Se apagó la voz de Con Café. ¡Adiós Antonio!

Heberto Alvarado Vallejo

Cuando conocí a Antonio, hace ya algunos años, quien suscribe comenzaba a lidiar con la fuente de Tecnología de Caracas.  Me sorprendía sobre manera que el colega de voz grave, siempre estaba primero que todos en las ruedas de prensa.

Mientras algunos esperábamos a escribir alguna nota al día siguiente. Con Café publicaba en minutos. No eran los años de Twitter, ni de Facebook ni de Instagram. De alguna forma u otra Antonio y Hugo Londoño se las arreglaban para montar texto y foto antes que los demás.

Fue sin dudas un ejemplo de constancia, de dedicación al trabajo y de esfuerzo. Antonio, no vivía en Caracas y por ello debía madrugar para estar a tiempo en las ruedas de prensa. Lo entendía mejor que nadie, pues en mis comienzos también transitaba por la Autopista Regional del Centro para llegar a la vanidosa Caracas, que quizás nunca entendió el apego y pasión que los reporteros de provincia le metían a la fuente tecnológica. VAMOS, no lo hicimos por ellos.

En especial Antonio, que se apegó con orgullo a su región llanera, a decirle a esa fuente que los llanos,  en el Corazón de Venezuela, también había gente interesada en conocer de Smartphone, Software y el avance del país.

Recuerdo que en alguna oportunidad me dio un aventón hasta Valencia. No le importó que el carro fuera super apretado. Me apoyaste y eso siempre lo tomaré en cuenta. También recuerdo los contactos que llegamos hacer en radio. Gracias por tomarme en cuenta en algún momento de tu vida profesional. Eso también lo tengo en mi más alta apreciación.

Fue por su esfuerzo que los compatriotas del Estado Guárico, llegaron a conocer opiniones de diversos expertos de tecnología. Gracias a Antonio, altos voceros de las principales empresas del sector le informaron a estos compatriotas por dónde iban las tendencias tecnológicas.  Un aporte que en algún momento se le debe reconocer a  una persona que fue muy competitiva.

Hoy no sólo Con Café te llora. La fuente de tecnología y las cámaras del sector y las pocas empresas que quedan operativas deben reconocer tu aporte y tu trabajo. Tu constancia y dedicación siempre serán un ejemplo para todo aquel que emprende un proyecto.

Paz a tu alma colega…