Samsung trabaja en un ‘smartphone’ flexible que podría doblarse por la mitad con una bisagra

La compañía tecnológica Samsung está trabajando en un nuevo concepto de ‘smartphone’ flexible que podría doblarse por la mitad mediante una bisagra y un sistema de cierre magnético, que permitiría al usuario plegar totalmente el dispositivo hacia dentro de manera que la pantalla quedase oculta.

Samsung presentó los bocetos de este teléfono flexible, que recibe el nombre en clave de SM-G888, a la Oficina de Patentes de Corea del Sur el 20 de octubre, según ha podido saber el medio neerlandés LetsGoDigital. Estos esquemas se refieren a un “dispositivo electrónico flexible” con dos placas rígidas acopladas entre sí por una bisagra que, según Samsung, se podría mover a lo largo del extenso cuerpo del terminal. Esto permitiría al usuario doblar su teléfono por cualquier parte y no solo por la mitad.

A diferencia de otros móviles plegables como el ZTE Axon M y su doble pantalla, el SM-G888 incorporaría un panel flexible y no dos pantallas distintas. En este sentido, la compañía surcoreana necesitaría fabricar una pantalla lo suficientemente flexible para que el móvil pudiera doblarse sin romperse.

Samsung trabaja en un ‘smartphone’ flexible que podría doblarse por la mitad con una bisagra  Además, Samsung admite en la patente que el diseño de la bisagra podría hacer que el polvo y otros objetos cayesen dentro del dispositivo por su parte trasera, por lo que el objetivo principal de la compañía surcoreana sería “desarrollar una superficie plana compatible con la bisagra”

Samsung ya avanzó en septiembre que uno de sus objetivos para el 2018 es lanzar al mercado un ‘smartphone’ con panel plegable, y las últimas noticias sobre el SM-G888 sugieren que podría tratarse del dispositivo que la empresa de Seúl prometió para el año que viene.