Razer Phone: ¿un móvil solo para gamers?

La firma especializada en videojuegos entra en la batalla de la telefonía móvil con su primera propuesta, un dispositivo que pone el foco en la calidad de imagen con una pantalla de 5.7 pulgadas y una tasa de actualización de 12 hercios acompañado de un sistema de audio muy avanzado

Hay que entender un par de cosas en el mundo de la telefonía móvil moderna. Las prestaciones han ido en aumento constantemente. Sus prestaciones, cada vez más altas, han permitido mover a los usuarios del clásico entorno PC a la pantalla táctil. Y en base a esa tendencia ha crecido a su alrededor un potente sector, el de los juegos móviles. Samsung y Apple han sido conscientes de ello, por lo que en cada una de sus últimas presentaciones aprovechan para mostrar lo fluido y espectacular que se mueven las creaciones en sus móviles.

El asunto estriba en que el sector de los juegos móviles ha venido creciendo asombrosamente en los últimos años. Y lo que antes daba la sensación de tratarse como meras porciones de tiempo cada vez más ofrecen experiencias espectaculares. Algunas de ellas, como en el caso de «Clash Royale», incluso ha abierto boca a los eSports o deportes electrónicos. De ahí que incluso se dé ya el caso que importantes marcas especializadas en videojuegos hayan dado el paso dedesarrollar su propio «smartphone». Así, el Razer Phone, considerado como el primer «smartphone» para el mundo «gaming» y los aficionados a los videojuegos, encajona una serie de prestaciones, precisamente, enfocadas al consumo de este tipo de contenidos, que en muchos casos, pone a prueba el rendimiento.

Bajó el capó de esta bestia técnica de diseño hosco se encuentra una pantalla de 5.72 pulgadas (y resolución 2.560 x 1.440 píxeles)cuya tasa de refresco se va a 120 hercios con tecnología UltraMotion, una tecnología diseñada para sincronizar el procesamiento gráfico y la pantalla para eliminar posibles retardos de la imagen. ¿Qué quiere decir todo esto? Que las imágenes se mueven de manera más fluida y rápida, logrando así un resultado más óptimo, máxime teniendo en cuenta su objetivo de hacer circular los juegos móviles que, por regla general, pintan muchos detalles, más suaves y que funcionan vertiginosamente. De forma que con una mayor tasa de cuadros, el panel (en este caso, un panel IGZO, una variante del tipo LCD) se actualiza con mayor frecuencia y reduciendo los desenfoques.

Pero el terminal no anda escaso de otras prestaciones, puesto que por ejemplo ha querido darle un impulso a la calidad de audio gracias a un sistema de sonido Dolby Atmos compuesto por dos altavoces. Detrás de todo se encuentra un potente procesador Snapdragon 835, de Qualcomm, acompañados por 8 GB de memoria RAM, que como siempre decimos, sobre el papel y sin haberlo probado concienzudamente, promete un resultado óptimo. En cuanto a la capacidad, hay que hablar de solo 64 GB de almacenamiento interno, aunque ampliables mediante el empleo de tarjetas microSD.