Podrás editar y “renderizar” vídeos hasta 15 veces más rápido con los nuevos Intel Core

La Octava Generación de los procesadores de Intel optimizan el funcionamiento de los computadoras hasta un 40% sobre la generación anterior.

Intel presentó la 8ª generación de procesadores Intel Core, diseña para impulsar y mejorar innovaciones ya presentes en muchos productos, como los contenidos 4K o la realidad virtual.

La compañía comenzará a distribuir los nuevos procesadores Intel Core este lunes, comenzando con una serie de procesadores diseñados para portátiles premium delgados y ligeros y para equipos 2 en 1.

Los primeros procesadores para equipos de sobremesa estarán disponibles pare el último trimestre del año, seguidos por los procesadores para clientes empresariales y una amplia gama de procesadores diseñados para fines específicos y diversos segmentos.

La 8ª generación de procesadores Intel Core también va a incluir algunos de los primeros productos de Intel creados con tecnología de 10nm, como ha informado la compañía en un comunicado.

Esta nueva familia de procesadores para equipos móviles establece, como ha detallado la compañía, una sólida base para un rendimiento un 40% superior en comparación con la generación anterior, pudiendo hasta duplicarlo respecto a los dispositivos de cinco años de antigüedad.

La última generación de procesadores Intel Core incluye una nueva configuración de cuatro núcleos, además de una microarquitectura con ahorro de consumo, una tecnología avanzada de procesamiento y una gama de optimizaciones dentro del procesador.

Estas mejores, como han apuntado desde Intel, se han desarrollado sin que afecte a la vida de la batería. La compañía asegura que se podrá disfrutar de hasta diez horas de reproducción de vídeo 4k con una única carga de batería.

Asimismo, Intel garantizó un incremento de hasta un 48% en la rapidez con la que se pueden editar fotografías o crear presentaciones con imágenes — en comparación con los dispositivos equipados con procesadores de la generación que lanzamos el año pasado–, o una edición de vídeo hasta 14,7 veces más rápida –frente a un PC con cinco años de antigüedad–.