Nintendo encuentra sus alas en Switch: la consola vende casi 8 millones de unidades

El histórico fabricante japonés duplicó su facturación por ventas y ganó un 34,5% interanual más en este semestre

El éxito continuado de la videoconsola Nintendo Switch y de sus juegos dio alas al histórico fabricante nipón durante el primer semestre del año, un periodo en que duplicó su facturación por ventas y ganó un34,5% interanual más.

Nintendo se embolsó un beneficio neto de 51.503 millones de yenes (390 millones de euros) en abril-septiembre, mientras su operativo ascendió a 39.961 millones de yenes (302 millones de euros), tras las pérdidas operativas de 5.947 millones de yenes (39 millones de euros) que registró en dicho semestre de 2016. Durante este período, primer semestre del ejercicio fiscal nipón, Nintendo registró una facturación por ventas por valor de 374.041 millones de yenes (2.834 millones de euros), un 173,4% interanual más, informó el fabricante de videojuegos en un comunicado.

El buen ritmo de ventas de su nueva videoconsola desde que fuera lanzada al mercado el pasado marzo, así como sus títulos, son los principales motivos de estos buenos resultados, explicó la empresa con sede en Kioto (oeste). Entre abril y septiembre, Nintendo colocó 4,89 millones de unidades de la plataforma híbrida que aúna características de consola portátil y doméstica, con lo que suma unas ventas acumuladas de 7,63 millones de unidades.

La fuerte demanda global de la videoconsola, de la que llegaron a agotarse las existencias en algunos mercados tras su lanzamiento, también ha llevado a Nintendo a elevar la estimación de ventas para el ejercicio completo (hasta marzo de 2018) desde los 10 hasta los 14 millones de unidades. Además, se han comercializado 22,02 millones de títulos para la videoconsola, entre los que destacan «superventas« como «Mario Kart 8 Deluxe», «ARMS», «Splatoon 2» o «The Legend of Zelda: Breath of the Wild».

A ellos se sumarán nuevos y esperados lanzamientos que tendrán lugar hasta navidades, como «Super Mario Odyssey» -la nueva entrega del buque insignia de Nintendo- o «Xenoblade Chronicles 2», con los que Nintendo espera llegar a los 50 millones de títulos comercializados para la Switch en este ejercicio. El éxito de esta plataforma contrasta con el estancamiento de las consolas portátiles de la familia 3DS, de las cuales Nintendo vendió 2,86 millones de plataformas en el semestre (un 5% interanual más) y 13,82 millones de unidades de títulos (un 28% menos).