Neon Drive se lanza en PS4 el 8 de agosto

¡Hola! Soy Vladimir, diseñador de videojuegos en el estudio Fraoula. Hemos estado trabajando fuertemente para traerles nuestro nuevo juego, Neon Drive, a PS4, y estoy muy entusiasmado por anunciar que llegará a PlayStation Store el 8 de agosto.

Neon Drive, es una aventura en el tiempo en los años 80, una época donde la gente todavía escribía cartas, y cuando pensaban, como lo pone Douglas Adams, que “los relojes digitales son una fabulosa idea.” Para ser justos, en ese entonces secretamente esperábamos que en el año 2000 tuviéramos robots compañeros de trabajo y pudiéramos conducir carros voladores.

Los 80 también fueron la época de la primera música computarizada, los sintetizadores digitales estaban de moda. Las computadoras hacían que los juegos sencillos fueran posibles, y los diseñadores de juegos empezaron a explorar nuevos géneros como los de carreras, lane dodgers, top-down shooters, side-scrollers, y plataformas. Pero en ese entonces los equipos no eran económicos, tenían que ir a las arcades para jugar los mejores títulos, que a menudo eran tan retadores que gastaban docenas y docenas de monedas para completar un solo nivel.

Neon Drive toma todo esto y lo mezcla en una nostálgica carta de amor a los 80. Con un par de excepciones, sin embargo: no tendrán que ir hasta las arcades cada vez que quieran jugar, y tampoco les costará una mano o una pierna. Por el contrario, una vez que compren el juego, tendrán todo el tiempo del mundo para finalizarlo.

¡Incluso tendrán un Tema dinámico complementario gratis!

Neon Drive les trae ocho niveles, cada uno con un tema único y un giro sorpresivo en el estilo de juego. Usando un esquema de control de dos botones, tendrán que hacer que su carro esquive obstáculos que se acercan, sincronizando sus movimientos al ritmo y melodía de una asombrosa banda sonora personalizada con ondas de sintetizador, compuesta y producida por Gustav Eriksson Pengus.

Ahora les sugiero que simplemente respiren profundo y se relajen. Les ayudará a aguzar sus sentidos y a prepararse para la batalla con sus propios reflejos que no olvidarán pronto.