Metabolizar el cambio: el desafío de la seguridad

La tecnología fluye hacia la analítica avanzada de datos acelerando el cambio, desde Internet de las cosas, a las tecnologías de inteligencia artificial, las cuales están allanando el camino para una mayor automatización en el sector empresarial.

En paralelo, la convergencia tecnológica indica que el CIOs debe preparar a su gente para gestionar el impacto que las herramientas tendrán en su arquitectura de sistemas de TI, como en las relaciones con los proveedores y el personal.

Los principales analistas aseguran que hasta un 45% de las actividades de las personas por las que se les paga para realizarlas pueden automatizarse mediante la adaptación de las tecnologías actuales.

El Directorio debe asumir su responsabilidad

El Directorio de cualquier compañía debe entender cuan crítico – y tal vez ahora más que nunca- es la mitigación de la interrupción de la automatización en sus empresas, resulta vital para sobrevivir en un entorno de negocios cada vez más hostil, en donde por un lado tenemos al cibercrimen, y por el otro una competencia implacable.

Los servicios en la nube han permitido a los CIO aprovisionarse de nuevos servidores con unos pocos clics, mientras que el software de análisis ayuda a las empresas evitan la necesidad de los seres humanos para crujir los números y hacer correlaciones. Del mismo modo que el software se está comiendo el mundo, el software es escarpado tareas laborales.

Recientemente, ha habido una increíble variedad de noticias con anuncios en publicaciones de tecnología en las últimas semanas que documentan el aumento de la automatización a través de algoritmos de aprendizaje automático, y otras herramientas.

Cada vez es más común conceptualizar al dato como eje central en cualquier estrategia de negocios moderna.

Mediante el uso de algoritmos para recopilar las métricas de rendimiento, instrucciones de programación, sugerencias de comportamiento, y los precios dinámicos para su negocio la geografía del mercado va cambiando y acelerando los motores de innovación.

Esto va a requerir que se deban realinear los procesos de TI, los modelos de datos y las reglas sobre una plataforma coherente que se pueda administrar y se extienda en toda la empresa, generando una capa de datos desestructurados que faciliten la seguridad, la integración y la construcción de aplicaciones livianas que aceleren el “time to Market” de nuevos servicios que apuntan a la agilidad.

 

Por Gabriel Zurdo, CEO de BTR Consulting