Las claves del Galaxy Note 8

La compañía coreana Samsung promete una mejora en la seguridad y prueba a usar el «smarthone» como ordenador a través de DeX

Samsung ha lanzado al mercado un nuevo modelo de su exitosa serie Galaxy Note, que, según la propia compañía, ha generado a su alrededor una «comunidad de entusiastas» debido a su pantalla de grandes dimensiones y a su distintivo S Pen, que permite tomar apuntes de forma sencilla. Este jueves, la firma coreana expuso en Bilbao algunos de los detalles de su último «smatphone», el Galaxy Note 8, que fue puesto a la venta de forma oficial el pasado viernes por un precio de 1.010,33 euros.

Con una pantalla de 6.3 pulgadas y un tamaño de 16,25 x 7,48 centímetros, el Note 8 permite realizar varias tareas a la vez gracias a la función «Multi Window», que logra abrir dos aplicaciones de forma simultánea. De esta forma, alega la firma, es posible «ver un vídeo al tiempo que se utiliza la mensajería instantánea o acceder a una conferencia a la vez que se consulta la agenda o el número de teléfono.

Por otro lado, el Note 8 es el primer smartphone que cuenta con una cámara dual de 12 megapíxeles con estabilizador óptico de imagen (OIS) en la lente gran angular y en el teleobjetivo para captar imágenes más nítidas. El producto incluye a su vez la función «Live Focus», que permite controlar la profundidad del campo al poder ajustar el desenfoque incluso después de tomar la imagen.