Kazajistán convertirá a su capital en un “criptovalle”

La atrevida apuesta aspira a convertir el valle de Astaná en un centro financiero para las criptomonedas y la nueva economía digital

El complejo donde se asentó la Expo de Astaná hasta el pasado 10 de septiembre pasará a convertirse en un “criptovalle”, ha anunciado el responsable del Centro Financiero Internacional Astaná (CFIA), Kairat Kelimbetov.

“Asumimos que el territorio de la EXPO se convertirá en una especie de criptovalle. Hay un gran interés en todo el mundo: algunos bancos centrales apoyan esta dirección y otros están observando de cerca”, dijo Kelimbetov.

“Por ejemplo, Estados Unidos y Singapur quieren equiparar la actividad de la criptoeconomía con las actividades ordinarias en la esfera financiera. Suiza alienta fuertemente en esta dirección. Japón apoya a algunas criptomonedas como medio de pago”, añadió.

El terreno de la Expo será ocupado por el CFIA que, en palabras de Kelimbetov, estará a la vanguardia de las criptomonedas, divisas digitales entre las que destaca el bitcoin.

“Formaremos una agrupación financiera y tecnológica en el territorio de la Expo, lo que creará un nuevo ADN de la economía de Kazajistán que, probablemente, se convertirá en una plataforma para la modernización”, sostuvo el responsable del CFIA.

El centro financiero de Astaná, que estará operativo a finales de año, se creó como iniciativa del plan gubernamental “100 Pasos Concretos”, con el que Kazajistán aspira a estar entre los 30 países más desarrollados del mundo en 2050.

El CFIA, que tiene un régimen legal basado en los principios del derecho inglés, espera convertirse en un centro financiero de referencia para Asia Central, al igual que lo es en Oriente Medio, África y Asia Meridional el Centro Financiero Internacional de Dubái.

Las empresas que se unan al CFIA y que importen materias primas y materiales para proyectos de inversión estarán exentas de impuestos durante 50 años, además de contar con otros beneficios como son los visados y regímenes monetarios especiales dentro del territorio del centro.

Por su parte, la Bosa de Valores kazaja también comenzará a operar a finales de año en el marco del CFIA e inicialmente negociará con acciones y valores de renta fija, con otras clases de activos para futuras fases. EFE