Kaspersky Lab: la verdad salió a la luz

Durante mucho tiempo he sostenido la credibilidad y confianza en Kaspersky Lab, aun cuando las noticias parecían decir que yo estaba equivocado y que ponía las manos en el fuego por la gente equivocada, yo seguí firme en mis convicciones.

Conozco a los analistas, conozco personalmente a Eugene Kaspersky, los analistas de Latam son amigos personales, algunos analistas internacionales también lo son. Era imposible que todos fueran parte de una conspiración para engañarme.

Como consultor y como periodista siempre recomendé los productos de Kaspersky Lab, por que objetivamente los he probado en ambientes diversos y siempre fueron MUY EFECTIVOS.

La verdad

Al igual que Ghandi, siempre sostuve que la verdad era lo que mi voz interior decía.

A finales de la semana pasa se conoció que un código creado por expertos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE. UU. permitió ocultar el funcionamiento de un software malicioso de modo tal que permitiera disfrazar su origen como procedente de otras empresas, en especial de la rusa Kaspersky Lab, anunció WikiLeaks en su sitio web.

“El pasado 9 de noviembre de 2017, WikiLeaks publicó el código fuente y la bitácora de desarrollo de Hive, un importante componente de la infraestructura de la CIA para controlar su software malicioso (…) Hive provee una plataforma de comunicaciones secretas para que una amplia gama de software malicioso de la CIA envíe a servidores de la agencia información transferida de otras computadoras sin autorización”, sostuvo WikiLeaks.

Resultado de imagen para Kaspersky Lab

WikiLeaks dijo que el uso de Hive hace que sea más difícil atribuir los virus a la CIA.

El código fuente utilizado por la agencia generaba un certificado falso de la compañía anti virus Laboratorio Kaspersky, en Moscú, que simulaba estar firmado por Thawte Premium Server CA, Ciudad del Cabo.

“De esta forma, si la organización atacada observa el tráfico de red que proviene de su propia red, es probable que la información tomada de otras computadoras sin autorización se atribuya erróneamente a entidades que nada tienen que ver con el hecho y cuyas identidades fueron suplantadas”, sostuvo WikiLeaks.

Wikileaks devela la verdad detrás de las acusaciónes a Kaspersky Labs