Intel se adelanta a los Juegos Olímpicos de Invierno y lleva los esports a PyeongChang

Intel anunció sus planes de llevar increíbles experiencias de gaming a PyeongChang antes de la celebración de los Juegos Olímpicos de febrero de 2018. Así, como una ampliación de la alianza mundial como socio olímpico y con el apoyo del Comité Olímpico Internacional (COI), Intel entregará dos experiencias del juego distintas a Corea en el periodo previo a PyeongChang: el torneo Intel® Extreme Masters PyeongChang que contará con uno de los juegos más famosos de todos los tiempos en el mundo de los esports: StarCraft® II de Blizzard Entertainment, y otra exhibición para mostrar el título de deportes de acción de Ubisoft “Steep™ Road to the Olympics”, el juego oficial licenciado de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018.

El Intel Extreme Masters PyeongChang, una extensión de la marca Intel Extreme Masters (IEM) creada en colaboración con ESL, se encontrará abierto a jugadores de cualquier nivel mediante un proceso de clasificación a escala mundial en línea, que tendrá lugar en el mes de noviembre. Asimismo, en diciembre se celebrará un evento de clasificación en vivo en Beijing entre los dos finalistas de China, en el que el vencedor competirá contra el resto de clasificados en PyeongChang, justo antes de los Juegos de Olímpicos de Invierno de 2018.

Con base en la demostración realizada en el Intel Extreme Masters, Intel también proporcionará experiencias de gaminginteractivas en la Villa Olímpica, tanto para los asistentes como para los atletas, a través de kioscos de juegos donde podrán participar en el “Steep Road to the Olympics”, el juego oficial de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018. Los aficionados a las Olimpiadas y al gaming tendrán la oportunidad de competir para ser los mejores en “Steep Road to the Olympics”.  En noviembre se darán a conocer más detalles sobre el proceso de clasificación y sobre la propia competición.

Gregory Bryant, vicepresidente senior ejecutivo y director general del Grupo de Cómputo para Clientes de Intel Corporation afirmó: “Intel ha desafiado los límites de los esports durante más de una década y nuestro objetivo es llevarlos a todos los escenarios deportivos mundiales. Desde los eventos de clasificación hasta los innovadores torneos de los Intel Extreme Masters en PyeongChang, vemos esta iniciativa como un paso importante para ofrecer a más personas de todos los rincones del mundo la oportunidad de disfrutar de la emoción de los esports”.

Timo Lumme, director general de Television and Marketing Services del COI, indicó: “Nos sentimos orgullosos de que Intel, nuestro socio olímpico mundial, lleve esta competencia a PyeongChang, antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018. Después del Olympic Summit de la semana pasada, el COI explorará aún más la relación de los esports con el Movimiento Olímpico. Esto es sólo el comienzo de un futuro emocionante y estamos interesados en ver la evolución de esta experiencia”.