Huawei puso en marcha la conexión 5G, una “tecnología 200 veces más rápida que la 4G”

“Estamos a las puertas de la tecnología 5G”, aseguró el pasado jueves el presidente de la región de Europa Occidental de Huawei, Vicent Pang, en la presentación de las jornadas Huawei Eco-Conect Europe 2017 en Berlín, donde presentó los resultados de un estudio realizado este mes.

Así, en la red comercial de Deutsche Telekom en el centro de la capital alemana, Huawei “puso en marcha una conexión 5G a más de dos gigabits por segundo y una baja latencia de tres milisegundos”, aseguró Pang, lo que supuso “la primera implementación en sitios comerciales en Europa y marcó un avance importante en el desarrollo global de esta red”.

Tecnología 5G (Foto referencial)

Según la compañía, “esta tecnología será 200 veces más rápida que la 4G”, lo que permitirá, por ejemplo, un mayor desarrollo de aplicaciones que empleen la realidad aumentada, hologramas en 3D y realidad aumentada inmersiva.

“La transformación digital está sucediendo”, incidió Pang, quien hizo hincapié en la consigna de Huawei “desde Europa para el mundo” y en el lema elegido para la presente edición de las jornadas “Go Cloud, go Digital”.

El “cloud”, -la computación “en la nube”-, “va más allá de almacenamiento de datos a través de equipos como ordenadores; se trata de inteligencia artificial, de ‘Big Data’, de seguridad y de internet de las cosas”, recordó Pang.

En cifras y con la mirada puesta en 2025, la compañía estima que en el ámbito del internet de las cosas “se alcancen los 100 billones de conexiones a nivel mundial”, en el de la inteligencia artificial que “el 12 % de las casas tendrán robots” y que se llegará a los 180 ZB de datos almacenados como “Big Data”.

Sin embargo, “un único agente no puede desarrollar tecnologías como el 5G”, reconoció Pang, por lo que considera “fundamental” la colaboración de la compañía con compañías como Telefónica, Orange o Deutsche Telekom, un “trabajo conjunto” en el que Huawei se ofrece como plataforma, con el compromiso de respetar los contenidos, señaló Pang.

“Definitivamente estamos en un nuevo mundo”, afirmó el fundador de Singularity University, Yuri van Geest, quien explicó cómo los gastos en diferentes campos tecnológicos “se han reducido de forma drástica en los últimos años”, como por ejemplo en el sector de las impresiones en 3D que “en 2007 llegaron a alcanzar los 40.000 dólares por impresión, en 2016 apenas tenía un coste de 100 dólares”.

Asimismo, “el proceso para obtener el perfil de ADN de una persona podía alcanzar los 10 millones de dólares en 2007, mientras que en 2016 se redujo a 100 dólares”, comentó Van Geest, que también mencionó la disminución de costes de la robótica y los drones.

“Otro de los ejemplos de la “transformación digital de nuestra era está presente en el software de los coches”, señalo Van Geest pues “en 1997 un automóvil tenía un millón de líneas de código a bordo, mientras que en 2017, entre 100 y 200 millones de líneas”.

Con información La Prensa