El Gobierno Español asegura que el ataque a Telefónica “no afecta a los usuarios”

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha confirmado que se han producido diversos ciberataques a compañías españolas, aunque no afectan “ni a la prestación de servicios, ni a la operativa de redes, ni al usuario” de esos servicios. En comunicado difundido este viernes por la tarde, este departamento ha señalado que, por la información de que dispone, el ataque sólo afecta puntualmente a equipos informáticos de trabajadores de varias empresas y que está trabajando con las empresas afectadas para solucionar cuanto antes la incidencia. Asimismo, ha asegurado que el ataque “no compromete la seguridad de los datos ni se trata de una fuga” de los mismos. El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) ha elaborado un diagnóstico de lo ocurrido en las empresas afectadas y está ofreciendo ayuda para solucionar los problemas, además de asesorar a otras en prevención para que no se vean afectadas, ha añadido el departamento de Energía, Turismo y Agenda Digital. También ha señalado que los equipos de respuesta a incidentes cibernéticos nacionales están en contacto con las organizaciones afectadas, al igual que el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas del Ministerio del Interior. El Incibe, en sus alertas, ha explicado que la infección masiva ha sido provocada por un virus informático del tipo ‘ransomware’, que, tras instalarse en el equipo, bloquea el acceso a los ficheros del ordenador afectado y pide un rescate. Además, advierte de que podría infectar al resto de ordenadores vulnerables de la red. El método de infección y propagación del virus se produce aprovechando una vulnerabilidad del sistema operativo Windows y, en el caso de las organizaciones, el que ha infectado al primer equipo ha llegado a través de un archivo adjunto descargado, que ha aprovechado la vulnerabilidad de un ordenador.

La versión del virus es una variante de versiones anteriores de WannaCry, que ataca especialmente a sistemas con Windows y que, tras infectar y cifrar los archivos del equipo afectado, solicita un importe para desbloquear el equipo. Energía, transportes y finanzas Interior ha constatado que “hasta el momento” la oleada de ransomware no ha afectado a la provisión de los servicios esenciales de energía, transporte, servicios financieros o servicios tecnológicos considerados estratégicos por el Gobierno. En un comunicado, Interior detalla que, pese a lo anterior, el protocolo de comunicación y de gestión de incidentes con los más de cien operadores que ya forman parte del Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas “se mantiene activo y en alerta, a la espera de nuevos datos”. El Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC), organismo dependiente de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, ha confirmado que se han producido “distintas infecciones masivas, tanto de equipos personales como de organizaciones, de un ‘malware’ del tipo ‘ransomware’ que cifra y bloquea el acceso a los ficheros de los ordenadores afectados, solicitando un rescate para poder recuperar la información”. Estas infecciones podrían propagarse a otros ordenadores de la red, con el riesgo que ello conlleva. El Centro de Respuesta a Incidentes Cibernéticos de Seguridad e Industria, coordinado por el propio CNPIC y por el Instituto Nacional de Ciberseguridad del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, ha asegurado que, “hasta el momento, la provisión de los servicios esenciales no se ha visto afectada”. Toda esta información se está viendo complementada con las aportaciones del CERT del Centro Criptológico Nacional, en lo que respecta a las posibles afecciones al sector público. Los hechos susceptibles de delito que puedan ser conocidos a partir de la información manejada por el CNPIC se trasladarán a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a efectos de la oportuna investigación y persecución del delito, según Interior.

Recomendaciones En su alerta para empresas, el Incibe dice que dispone de un servicio gratuito de análisis y descifrado de ficheros afectados por ciertos tipos de ‘ransomware’, denominado ‘Servicio Antiransomware’. Además, advierte que no se pague para recuperar los archivos, ya que “se trata de ciberdelincuentes y no existe garantía alguna de recuperar los datos una vez efectuado el pago”. Recomienda, asimismo, no abrir archivos adjuntos que vengan en correos de usuarios desconocidos o que no se hayan solicitado, y no contestarlos, sino eliminarlos directamente. El Incibe también pide que se tenga precaución al descargar ficheros adjuntos de correos de contactos conocidos, así como al seguir enlaces en correos, mensajería instantánea y redes sociales. Telefónica procedió este viernes por la mañana a apagar los ordenadores de su red corporativa como medida preventiva después de detectar problemas en un centenar de dispositivos como consecuencia de un virus informático y otras compañías, como Iberdrola, Vodafone e Indra, han adoptado también medidas de prevención.