Estudiantes uruguayos recibe un premio de robótica de la NASA

El proyecto consiste en un robot, confeccionado con piezas de Lego, que puede erradicar la leptospira, la bacteria que genera la leptospirosis,

La NASA premió a un grupo de seis estudiantes uruguayos del liceo de Tala, ciudad del departamento (provincia) de Canelones (sur), por un proyecto que ayuda a que los humanos y los animales coexistan mejor, confirmó  la subdirectora de ese centro educativo, Mónica Rodríguez.

Los jóvenes, de entre 15 y 18 años, recibieron este domingo el premio de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio a la “mejor investigación de proyecto” del Torneo Mountain State Invitational Lego League, en un certamen celebrado en Estados Unidos.

El proyecto consiste en un robot, confeccionado con piezas de Lego, que puede erradicar la leptospira, la bacteria que genera la leptospirosis, mediante la aplicación del hidróxido de calcio.

Este invento “mata a la leptospira, pero no mata al animal”, destacó a Efe Rodríguez, quien además añadió que el invento, que combina química con informática, surgió a raíz de la enfermedad de un perro del vecindario.

El tema fue celebrado por el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, quien resaltó que este premio de robótica “vale tanto como el triunfo de Maracaná”, en relación al Mundial de fútbol de 1950 que el equipo uruguayo ganó en ese estadio brasileño ante el equipo anfitrión.

No es la primera vez que el país norteamericano premia a estos ingeniosos alumnos uruguayos, pues este proyecto ya fue galardonado como mejor grupo novato en robótica el pasado abril en la First Lego League World disputada en la ciudad de Houston.

“Ellos participaron invitados por la NASA por el resultado que tuvieron en Houston, ahora lo que hace la NASA es un reconocimiento al mejor proyecto de investigación”, remarcó Rodríguez.

La subdirectora del centro también destacó el duro trabajo de los estudiantes, que por construir este proyecto extraescolar han renunciado a muchas tardes libres y vacaciones, además, resaltó el apoyo que recibieron por parte del gubernamental Plan Ceibal y del consejo de educación secundaria.

“Se trata de niños que tal vez desde el punto de vista académico no son tan destacados, pero que motivados por su interés han logrado tener esta actuación”, destacó la docente.

Asimismo, subrayó que estos premios también son el “resultado de la educación pública”, ya que varios de los participantes “se formaron en escuelas rurales en el medio del campo y con dificultades económicas muy importantes”.

La próxima parada de este joven grupo uruguayo será Washington, donde el próximo 15 julio competirán con un nuevo robot, más grande que el recién premiado. EFE