El curioso caso de un empleado de Twitter, eliminó a Donald Trump

La compañía norteamericana asegura que hará una investigación interna para que este incidente no vuelva a ocurrir

En un segundo pueden pasar mil cosas. Es un corto espacio de tiempo que puede marcar el resto de tu vida. Sin ánimo de frivolizar, lo que le ha pasado a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, también puede haberle puesto de los nervios. Y eso que fueron, tan solo, once minutos, pero dieron para mucho. 660 segundos de interminable angustia que no se sabía qué es lo que había sucedido. En ese tiempo su perfil de la red de micromensajes Twitter, @realdonaldtrump, fue desactivado. Afortunadamente (para él) pudo retomar su compulsiva existencia «tuitera» pronto.

La razón: un empleado de Twitter que abandonaba la compañía este jueves desactivó, deliberadamente, el perfil oficial de Trump. Quedó inactiva durante once minutos antes de ser restaurada, según han confirmado fuentes de la firma americana. Si se hubiera tratado de la cuenta de otra persona con mil seguidores… pero sucedión con la del hombre más poderoso del planeta. En la actualidad, la cuenta del presidente norteamericano alberga a 41,7 millones de seguidores. Pero lo que más ha llamado especialmente la atención ha sido su extensivo y reiterado uso de los «tuits», en donde ha querido reflejar no solo su opinión sino otros aspectos controvertidos que han marcado la agenda política.

Trump es muy activo en esta plataforma social que en la actualidad suma 328 millones de usuarios únicos a nivel mundial. Desde ahí se ha dedicado a enviar mensajes atacando a sus rivales políticos y promoviendo sus decisiones gubernamentales, tanto durante la campaña presidencial de 2016 como desde el momento en el que asumió el cargo en enero. Sus asesores han intentado que el presidente norteamericano redujera su presencia sin conseguirlo.

Pero la cosa tiene miga. Desde Twitter han informado que la compañía ha constatado que la expulsión momentánea de Trump de la red social fue culpa de un empleado de la división de soporte, que tomó esta decisión en su último día laboral. Se desconoce, no obstante, si el trabajador fue despedido. «Estamos llevando a cabo una revisión interna completa», señalan fuentes de la compañía americana. «Seguimos investigando y estamos tomando medidas para evitar que esto vuelva a ocurrir».