Ciberterrorismo: solo apagando Internet, se puede evitar el anonimato

Si quisieramos privar al ciberterrorismo de las comunicaciones anónimas, deberíamos prohibir Internet para lograr el objetivo declaró Ilyá Sachkov, director general de la compañía Group-IB, que se encarga de investigar al ciberterrorismo.

Sachkov exhortó a no “subestimar las capacidades mentales y posibilidades técnicas del ciberterrorismo” al explicar que “además de los servicios de mensajería como WhatsApp, Viber, Telegram existen servicios encriptados de mensajería más especiales” que permiten a los terroristas continuar la comunicación.

“Se pueden evitar estas lagunas solo al prohibir el Internet en general”, dijo Sachkov

Según el experto, “al crear cualquier servicio IT, su creador debe garantizar los mecanismos para ayudar a los Estados en los asuntos de seguridad”.

“Los creadores de los servicios IT deben entender que el bloqueo de los grupos ilegales y la ayuda en la investigación de los crímenes es absolutamente normal”, indicó.

Sachkov opina que para la lucha antiterrorista eficaz “es necesario un enfoque multiaspectual que requiere colaboración entre los organismos del orden de diversos países, proveedores de la red, autoridades de servicios”.

Más temprano, el jefe de la reguladora rusa de los medios, Roskomnadzor, Alexandr Zhárov, solicitó al fundador del servicio de mensajería Telegram, Pável Dúrov presentar a la reguladora datos para incluir el servicio en el registro de organizaciones de difusión de información, cumpliendo de esta manera la legislación rusa.

Advirtió que en caso de inacción el servicio quedará bloqueado en todo territorio de Rusia, lo cual constituye una medida extrema, que puede expandirse en otro países del planeta.

Dúrov respondió que el bloqueo de Telegram no corresponde a los intereses de Rusia porque beneficiaría a otras aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp o Facebook Messenger que, según él, están controlados por EEUU.

A su vez el vicedirector de Roskomnadzor, Oleg Ivanov, supuso que Dúrov busca atraer a más usuarios rehusando cooperar con las autoridades rusas