AT&T acelera la transformación de las redes en el camino a 5G con procesadores Intel Xeon Scalable

ntel dio a conocer recientemente sus nuevos procesadores Intel® Xeon® Scalable que permiten a los proveedores de servicios de comunicaciones acelerar la transformación de sus redes desarrolladas para un propósito, con función fija, en redes flexibles definidas por un software. Estas redes serán capaces de entregar latencia ultra baja, alta capacidad para almacenar datos y altas velocidades – marcando el comienzo de la era 5G con billones de dispositivos conectados a la nube y experiencias que cambiarán la vida cotidiana como la conducción autónoma.

AT&T está colaborando con Intel para transformar sus redes y progresar a 5G. John Donovan, director de estrategia y presidente del grupo de Tecnología y Operaciones de AT&T, estuvo presente en el lanzamiento de los procesadores Intel Xeon Scalable y, junto con Navin Shenoy, vicepresidente ejecutivo y gerente general del grupo de Centros de Datos de Intel, discutió la participación de AT&T en el programa de acceso temprano al nuevo procesador de Intel.

Donovan compartió que AT&T fue capaz de obtener tráfico de producción en servidores con los nuevos procesadores en semanas y ha visto una mejora del rendimiento del 30% sobre su base instalada actualmente, a partir de la implementación de la plataforma Intel Xeon Scalable en marzo.

AT&T también ha visto una reducción del 25% en el número de servidores necesarios por clúster, con mayor rendimiento de los datos – mejorando el costo total de propiedad. Donovan explicó, además, que la relación de AT&T con Intel permite a la empresa construya, acelere y ajuste el tiempo de lanzamiento al mercado con soluciones de nube centradas en software, como como FlexWare de AT&T. Todo esto contribuye al logro del objetivo de AT&T de virtualizar el 75% de sus redes hasta 2020; AT&T espera virtualizar 55% a finales de este año.