Así puede la tecnología cambiar las retransmisiones deportivas

Proyectos incipientes, ensayos más o menos avanzado o iniciativas puestas ya en marcha prometen revolucionar la perspectiva

La llegada de la televisión cambió radicalmente la forma por la que discurría la información y el conocimiento. Desde que la «caja tonta» se convirtiera en la ventana al mundo desde el salón de estar, los programas y retransmisiones han evolucionado considerablemente, tanto en estilo de narración como en los planos de imagen utilizados. Pioneros y ensayistas de la producción audiovisual lograron (y lo siguen haciendo de uvas a peras) presentar los contenidos de una manera distinta y mucho más original. Igual que la revolución iniciada por las cámaras «onboard» en la Fórmula 1 o Motociclismo. Este logro ha sido posible, en parte, gracias a la miniaturización de las cámaras y a la llegada de las cámaras giroscópicas que permiten mostrar desde el piloto como a su entorno.

El poder de la tecnología como motor del cambio ha permitido que, con el tiempo, los televidentes dejen de ser meros espectadores y formen parte del relato audiovisual. Las retransmisiones se han transformado en los últimos años. Internet como gasolina de esta locomotora industrial ha logrado prender la llama interior de cada usuario de redes sociales. Nadie discute ahora que existe una doble pantalla, las redes sociales, en donde coexisten el debate, la ficción y la crítica. Todo programa de televisión que se precie ya ha iniciado algún tipo de estrategia de dinamización de contenidos y articulado algún canal bidireccional con sus potenciales consumidores.

Pero, mientras eso sucede, se han acumulado numerosos avances tecnológicos que, bien aplicados, han permitido (y pueden permitir) evolucionar las retransmisiones. Y siendo el deporte uno de los mayores espectáculos del planeta, el empleo de «gadgets» y otras herramientas han logrado modificar su presentación en pantalla. Son muchos ejemplos, cada cual más interesante, aunque todavía existen algunos en fase piloto.

Narración personalizada: cada partido es distinto

Habitualmente, y dadas las lógicas limitaciones establecidas por la clásica estructura de las retransmisiones televisivas, la señal recibida en directo y consumida por cada espectador es la misma. Es un producto inalterado que, en el mejor de los casos, se puede decidir si consumir desde una pantalla de televisión o un móvil. Pero, en general, se trata de un paquete cerrado en donde no hay discusión.

Afortunadamente, se han estado probando retransmisiones personalizadas en las que es el propio usuario quien se pone el traje de realizador y puede decidir entre otras cosas el tiro de cámara que mejor le convengaCanon, por ejemplo, ha diseñado un sistema de cámaras distribuidas de manera estratégica y que permite ver un partido desde varios puntos de vista. Pero ahí no solo está la gracia del asunto. Su combinación permite recrear secuencias virtuales, panorámicas y zooms impresionantes que da la sensación de estar ante una película o un videojuego. La idea es cruzar imágenes reales con otras generadas por un ordenador logrando un resultado asombroso.