Antropología Digital: surge el Homo Digitalis

Ocupamos un espacio físico y real, pero nuestra mente está constantemente atenta a la dimensión virtual somos la nueva generación del Homo Digitalis.

An animated technologic world.

Sin cazar ni recolectar, el hombre del Siglo XXI resuelve sus necesidades presionando teclas o pantallas táctiles; sentado frente a una PC o a cualquier hora y en cualquier lugar, con su dispositivo móvil.

Así como estas herramientas fueron reemplazando objetos -el reloj despertador y el de muñeca, el calendario de escritorio, la guía de calles, las cartas que llegaban por correo postal – también fueron centralizando actividades que pasaron del plano real al digital facilitándonos la vida en distintos ámbitos: en el trabajo, las relaciones personales, el entretenimiento, y el desarrollo personal y profesional.

La tecnología y sus múltiples dispositivos nos acercan un mundo de posibilidades, entre ellas la opción de interactuar con otros desde cualquier lugar, sentirse cerca, conocer otras culturas, aprender desde cualquier espacio y en cualquier momento, y trabajar de forma remota, entre otros.

Sin embargo, más allá de las facilidades y comodidades que otorga, es fundamental no dejar de lado la importancia de encontrar el equilibrio, sobre todo entre los jóvenes que son quienes conforman mayoritariamente el perfil Homo Digitalis (HD) – opuesto al tradicional Homo Sapiens.

Por qué? Muchos de ellos, por ejemplo, hasta duermen con el móvil bajo la almohada, como un trabajo de tiempo completo, resolviendo todo con un click.

En este contexto, cabe reconocer que el potencial de la colaboración laboral y educacional a nivel global es amplísimo.