Android es tan DULCE que empalaga

La fragmentación del sistema operativo, la inmensa base instalada de versiones antiguas y la poca rentabilidad de las APPS, hace que el éxito de Android, esté seriamente cuestionado

Cerca de 9 de cada 10 Smartphone del planeta, (86%) usa algún sabor de Android. Todo un éxito para Alphabet, que se propuso hace 10 años consolidar el mayor ecosistema móvil del planeta.

El empuje de iOS, el desastre de Nokia con su lenta evolución, el inexplicable retraso de BlackBerry y el inseguro paso de Palm con WebOS, contribuyeron de forma contundente, a que los fabricantes, sobre todo los asiáticos, corrieran a Google, hoy Alphabet, para que su sistema operativo los hiciera competitivos.

En parte lo lograron, Android ha logrado en solo 9 años, erguirse como el sistema operativo utilizado por cerca de 2 mil millones de seres humanos, un éxito que ha traído enormes avances en la sociedad humana y ha favorecido el desarrollo de una industria de software, menos atada a los grandes fabricantes de PC.

Pero el éxito también trae dificultades. La fragmentación dentro de Android, está dejando a una buena parte de la base instalada de usuarios con versiones más viejas del sistema operativo con lo cual dificulta la competitividad de sus Apps, frente a las de Apple, corporación que no lidia con la fragmentación.

Además de este rezago, los desarrolladores de aplicaciones deben decidir si crear o mantener actualizadas aplicaciones para usuarios que no están dispuestos a pagar por versiones de pago.  Dentro de Android, son pocos los que pagan.

A esa limitación también se le suman los ataques al sistema operativo y la no menos costosa inversión en tiempo y recursos que ocupa a Google para mantener medianamente protegidas a esas 2 mil millones de personas.

En el presente video análisis, exploramos un poco ese mundo de Android, con sus aciertos y logros y también con sus ya evidentes problemas.