Yo soy Amazonas: Descubre tu conexión con la selva tropical en Google Earth

Para muchas personas alrededor del mundo, el Amazonas es un concepto abstracto, una misteriosa y lejana tierra de selvas impenetrables, ríos majestuosos y pueblos indígenas. Pero algo de lo que muchos de nosotros no nos damos cuenta es que todos nosotros tenemos una conexión con el Amazonas, a través del aire que respiramos, el agua que riega los alimentos que comemos, los ingredientes naturales en los medicamentos que usamos para tratar nuestras enfermedades o los patrones cambiantes del clima que experimentamos en todo el planeta.

Hoy te invitamos a aventurarte en el corazón de la selva tropical más grande del mundo con Voyager, la plataforma de narración inmersiva de Google Earth. Encontrarás 11 nuevas historias interactivas sobre diferentes partes de la Amazonia brasileña, una vasta región que alberga a 27 millones de personas y una amplia gama de culturas.

Todas estas historias son contadas por la diversidad de pueblos que llaman hogar al bosque y algunas fueron producidas por uno de los más grandes narradores de Brasil, el aclamado director de cine Fernando Meirelles. Se trata de una experiencia inmersiva web y móvil contada a través de video, mapas, audio y realidad virtual de 360​​°, cubriendo una amplia gama de temas sobre el futuro de la selva tropical y, en consecuencia, del planeta.

Estas historias reflejan la complejidad del Amazonas, que produce el 20 por ciento del oxígeno de la Tierra y es hogar de una de cada diez especies animales del mundo. Aprende acerca de la cadena de suministro detrás de la amplia gama de manjares forestales como las nueces de Brasil y el açaí que terminan en los estantes de los supermercados en todo el mundo; o sobre las economías locales que dependían de la tala ilegal y que ahora se reorganizan en torno a los esfuerzos de sostenibilidad; o sobre Quilombolas, comunidades de descendientes de pueblos esclavizados, y su lucha por obtener los títulos de sus tierras.

Gracias a nuestra colaboración con el Instituto Socioambiental, publicamos por primera vez en Google Earth un atlas integral de las tierras indígenas en Brasil y de las personas que las habitan. Ahora estamos llenando esos mapas con historias interactivas contadas por las mismas comunidades amazónicas.

Puedes aprender sobre pueblos indígenas como los Tembé y los Paiter Suruí, quienes utilizan tecnologías de monitoreo para proteger sus territorios de las incursiones y la deforestación; O los Yawanawá, una tribu liderada por mujeres que ha revivido su patrimonio cultural y se ha hecho un lugar en la industria cosmética mundial mediante la cosecha sostenible de urucum, una semilla rojiza utilizada en lápices de labios y otros productos.

Estas historias son la culminación de 10 años de trabajo con los pueblos del Amazonas. En 2007, el líder de los suruís, el jefe Almir se encontró con Google Earth y rápidamente vio su potencial para ayudar a salvaguardar el patrimonio y las tradiciones de su pueblo. Por lo que propuso una colaboración con Google que resultó en un mapa en línea del patrimonio cultural Suruí, el primer proyecto de deforestación y mapeo de carbono del bosque dirigido por una comunidad indígena. A través de este proyecto, los suruís calcularon el valor de su bosque en el mercado voluntario de carbono y se convirtieron en la primera comunidad indígena en recibir fondos para preservar sus tierras.

“La tecnología es una herramienta importante que nos ayuda a proteger el bosque y mantener vivas nuestras tradiciones”, dijo Ubiratan Suruí, de la Asociación de Pueblos Indígenas Suruí.

Este trabajo lo hemos construido a lo largo de los años con los suruís y lo hemos ampliado a otras 30 comunidades el Amazonas, con más por venir. Además, recientemente integramos los 472 territorios indígenas brasileños a Google Maps.

Desde su creación hace más de una década, Google Earth siempre ha sido acerca de llevar la magia de nuestro planeta a todos de una manera hermosa, accesible y enriquecedora. Esperamos que estas fascinantes historias del Amazonas hagan todo eso y más, inspirando a las mentes curiosas a explorar, aprender y a preocuparse por nuestro vasto y frágil planeta.