AeroScope, DJI quiere mejorar la privacidad y seguridad de la industria

DJI desvela dos estaciones base bajo el nombre de AeroScope. Con ellas, la compañía busca facilitar la monitorización de drones en espacios abiertos.

DJI, el fabricante de drones con mayor cuota de mercado, presentó este jueves la solución AeroScope, un nuevo producto con el que la compañía busca dar respuesta a las múltiples preocupaciones sobre privacidad y seguridad que este emergente sector causa a la sociedad y los reguladores.

AeroScope es, muy resumidamente, un sistema de seguimiento y monitorización que permite vigilar y controlar en tiempo real los drones que sobrevuelan una determinada zona. Un escenario de uso real, según explicó la compañía, sería un festival de música, un partido de fútbol o incluso un aeropuerto. Escenarios muy concretos en los que la seguridad —y, en menor medida, privacidad— se convierte en un asunto fundamental.

Un sistema de seguimiento y monitorización que permite vigilar y controlar en tiempo real los drones que sobrevuelan una determinada zona.

Esta solución se oferta en dos formatos diferentes: una versión portátil y una fija. La autonomía de la versión portátil ronda las 3 horas, y el alcance es de 5 kilómetros. En la versión fija, el alcance es el mismo y la autonomía ilimitada.

Ambas versiones pueden conectarse a un servidor privado para generar historial de monitorización permanente. En ese historial se registran todos los datos relacionados con el drone: ruta de vuelo, número de serie, modelo de drone, etc. En un futuro, este sistema también podría ofrecer información sobre los pilotos, los permisos correspondientes y la razón por la que este drone está sobrevolando la zona.

Toda esta información puede ser controlada en tiempo real a través de una pantalla táctil, que en la solución portátil ya está integrada. Dicha pantalla, además de reflejar la localización del drone y sus diversos identificadores, también representa los movimientos del mismo en un mapa.