Samsung lavó su cara con el Galaxy Note 8

El tope de línea tiene la pantalla más grande presentada por hasta ahora por la compañía. Además incorpora dos cámaras de 12 megapíxeles en cada una de las cámaras traseras: un gran angular con apertura F1.7

Haciendo el mea culpa respectivo, luego del fiasco de su antecesor, el GALAXY NOTE 7, Samsung, por fin, dio vuelta a la página y siguió innovando en la categoría Phablet, que ayudó a construir y que sin duda lideró históricamente.

Con el Galaxy NOTE 8, la compañía recupera ese toque innovador y de estilo que acostumbró a su clientela, la cual, no se dejó cautivar por otros dispositivos de gran pantalla, incluidos los invencibles iPhone.

En  el evento llevado a cabo en Nueva York, se conocieron algunos detalles de la phablet. El Note 8 se presenta con un diseño infinity Display y con dos elementos destacados que bien han formado parte de los rumores: la doble cámara y la pantalla más grande de los smarphones de Samsung. Bien podría dejar de ser uno de los pequeños de la familia con su tamaño.

El Galaxy Note 8 tiene la pantalla más grande sacada hasta la fecha por la compañía, además de cubrir prácticamente la totalidad del frontal, para lo que se le ha retirado el botón físico como en el S8 y los bordes. El display SuperAmoled cuenta con una resolución QHD+ que le permite marcar los puntos negros y potenciar los colores intensos. Por otro lado, la dimensión de la pantalla es de 6.3 pulgadas, mucho más amplia que su predecesor con 5.7 pulgadas.

La nueva función Air Pair permite crear una combinación de aplicaciones en el panel Edge y lanzar fácilmente dos aplicaciones de forma simultánea. Por lo que es posible ver un vídeo al tiempo que se utiliza la mensajería instantánea, o también acceder a una conferencia a la vez que se consulta la agenda o un número de teléfono. La potencia motora del smartphone radica en los 6GB RAM, en el caso del modelo de 64GB.

El nuevo smartphone se inicia en las dobles cámaras como otros fabricantes, además de optimizar la resolución de la captura de imágenes. Sin ir más lejos, Samsung se ha adentrado en un territorio conocido por su rival Apple con dos sensores de 12 megapíxeles en cada una de las cámaras traseras: un gran angular con apertura F1.7 y un teleobjetivo con apertura F2.4 y zoom x2. En lo que se refiere a la cámara delantera, los usuarios podrán disfrutar de un sensor de 8 megapíxeles y autoenfoque, con una apertura de F1.7.

La batería es otra de las grandes bazas del smartphone gracias a una fuerte alimentación de 3.300 mAh. Cuenta además con carga inalámbrica compatible con WPC y PMA. El dispositivo sale El precio estará en entorno a los 1.010 euros y estará a partir de ahora disponible en pre-compra hasta el 14 de septiembre.

La retransmisión en directo ha sido seguida desde todas partes del mundo, minutos antes de que comenzara ya había casi 400.000 personas esperando a conocer las novedades del nuevo smartphone de Samsung. Como principal baza inicial han jugado con los fallos que tenía en Note 7 y que pudieron reparar después.

«S Pen»

Por otro lado, el Note 8 viene con un elemento dirigido principalmente para los amantes del diseño, el lápiz óptico «S Pen». Esta herramienta ya apareció como «gadget» colaborativo an otros dispositivos y se ha convertido en uno de los distintivos principales de la marca.

La herramienta permite escribir, dibujar o interactuar con el dispositivo y para este lanzamiento se ha mejorado su precisión y sensibildiad. La compañía surcoreana lo ha combinado con la función «Live Messenger» para los usuarios que tengan mayores expectatitivas en el desarrollo de mensajes.

Otra de las mejoras es la rápida traducción de textos cuando los usuarios se encuentran en el extranjero. Al acercarse a palabras sueltas o frases, permite la traducción instantánea de hasta 71 idiomas, además de la conversión de las divisas extranjeras.